lunes, 15 de agosto de 2011

por un beso..

Un día como cualquier otro. 
Sin camino, sin sentido… me encontraste.
Nunca supe cuánto debí darle gracias a dios por haberte cruzado en mi camino.
A pesar de ya conocerte fue ese momento en el que un chasquear de dedos cambiaste todo.

¿Cómo saber la historia a continuación? ¿La locura a la cual me estaba ofreciendo?
Decidí jugar.

En tus días y en tu vida me refugie y no había lugar más cálido que ese.
La hora y el momento no tenían importancia alguna pues disponías de él a voluntad.
Parecía no haber límite o excusa lo suficientemente grande como para cambiar nuestro rumbo.

Caminábamos juntos.
Reímos.
Lloramos.

La vida parecía perfecta excepto por nuestras riñas que solo evidenciaban el lazo que nos unía.
Por momentos me apartaba, solo para darme cuenta de cuanto necesitaba todo esto.

El único gran detalle que pasaste por alto fue el no darte cuenta que siempre estuve despierto...
Por un beso me acerque a ti, por un beso me quede esperando.
Por un beso me aleje de ti y por un beso siempre estaré a tu lado.

 
A todas aquellas personas que tienen o tuvieron una relación fugaz o fueron un tercero en algo que ya existía y no te pertenecía.


José Laurencio

3 comentarios:

David C. dijo...

Chévere.

Sarco Lange dijo...

Es parte del juego.

TLQNTC dijo...

Hola..
Te sigo leyendo y tus letras a veces las hago mía y duelen...(a pesar de no comentar)
Espero y deseo que todo te esté yendo bien y que el corazón renazca donde creiste que moriría...
Sólo animarte a que sigas escribiendo..
Un besazo enorme..
Nos leemos